viernes, 26 de agosto de 2011

ECO DE UN PATRIARCA MUERTO Por Sol Lora (Homenaje al quinto centenario del descubrimiento de América)


ECO DE UN PATRIARCA MUERTO
Por Sol Lora (Sol de Luna, 1992).

(Homenaje al quinto centenario del descubrimiento de América, en el cumpleaños numero 500 del descubrimiento)


¡Oh pequeña tierra de aguas saladas!,
tus amaneceres se pierden
ante el fúnebre espectáculo de tus monumentos...

¡Deja que prepare tu mortaja
en la cuna donde nació una esperanza
que comenzó a morir el mismo día!

Preñaron tu vientre de frutos malditos...
¡Oh pequeña mía, te he visto morir lentamente!,
¡a tus campos verdes…, a tu piel mestiza!
¡Se pudren tus carnes y lloran tus hijos,
bajo el yugo cínico de tus enemigos!

Con tres carabelas se abrieron tus puertos
al sepelio largo de tu historia ajada...
Tan pequeña mía, de saladas aguas,
de Colón con luces…
Hay quinientas chispas
de sangre cuajada.

Tus profundos ojos opacos de hastío,
el letargo llora,
tus negros vestidos, tu espalda cortada...
¡Son quinientos..... Tantos!
Quinientos han sido,
de parir tu muerte sin una palabra...

¡Oh tierra que tiemble tu rencor crecido!
Allí en el calvario, donde te colgaron,
hoy lloro contigo:
¡Tu dolor, tu llanto,
tus sudores fríos!


@ DERECHOS RESERVADOS.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario