jueves, 19 de enero de 2012

¡Y LLORABA LA VIDA…!



¡Y LLORABA LA VIDA…! (CUENTO)
Por Sol Lora.

Entre el pletórico paisaje, una enramada conformada por verdes y frondosos árboles y al pie de sus sombras, estaba ella… ¡Desnuda, sollozante, lastimada en su alma y sus raíces…!

Mostraba una piel de tul que entibiada por los rayos de luz escapados entre las tupidas hojas, parecía matizada en añiles, casi imperceptible al tacto era aquel fino bordado que cubría las curvas moldeadas de aquel hermoso ser. El pelo batido al viento, formaba espigas doradas y rojizas que contorneaban sus rasgos perfectos…, una Venus celestial. Sí que deslumbraba ‘’VIDA’’ !!!

El perfume de aquel valle se friccionaba contra el arrullo de un riachuelo próximo, dando al lugar una perfecta nota de armonía. El esplendor del día se bañaba seductor entre el encanto de aquellas aguas cristalinas.

Y ella…, quieta, estampada al escenario, dejaba escapar de unos verdes y almendrados ojos toda su angustia, las lágrimas se perdían entre el forraje que verdecía a la magia de aquel toque...

Aun en su abstracción, se sintió observada, mientras unos pasos seguros y firmes se acercaban hasta ella, sacándola de su estupor …

- Buenas tardes - Escuchó le decía aquel caballero con voz tranquila y acariciante. Al que observó vestía con una elegancia austera, traje completo de gris, bien anudada la corbata y aquellos zapatos bien lustrados que parecían dos espejos recién pulidos. Su rostro se dejaba entrever bajo un sombrero de ala ancha; mirada recia de ojos profundamente negros: - casi… - pensó – resulta atractivo…-

- Tenga Usted - Respondió ella con educación, al momento que daba nuevamente la espalda, con intenciones de proseguir con su aletargada ausencia….

- ¿ Llora Usted, gentil dama ? – Le escuchó decir en tono afable, sin intentar responder a aquel intruso…

- No debería, observe su rededor colmado de belleza y majestuosidad… - Continuaba aquel extraño, mientras sonreía mostrando una hilera de dientes perfectos e instándola a compartir su pena…

Ya sin remedios, seducida ante la gallarda figura, que resultaba pacificadora, comentó: - Lloro porque todo esto va a morir, lloro porque mi alma muere junto a cada piedra, lloro porque voy muriendo y en mi muerte muere esta naturaleza fértil…, soy LA VIDA !!

Se hizo un prolongado silencio en el que su cuerpo se escalofrió, no sentía miedo ante la presencia del extranjero, pero sí que le preocupaba sentirse invadida en aquel momento y en un lugar tan íntimo y suyo, donde intentaba agotar aquel dolor desgarrador que la invadía. Entonces le escuchó:

- No debe llorar la vida… frente a su intrínseca esencia, debes dejar que se cumpla el ciclo, no importa el ocaso, ella dará su vuelta porque así debe ser… Y todo resurgirá nuevamente… La madre deberá parir nuevos hijos, amamantarlos y abrirles paso a la tierra, éste se hará hombre que abonará al mundo con su curiosidad de saber, repartirá sus semillas y estas serán parte de la existencia, y morirá, es su destino, dando paso a otros que dejará tras su partida… Y el circulo se repetirá una y millones de veces más…. –

Aquellas palabras dichas con tanta pasión, provocaban una intensa paz en la bella dama, quien logrando sobreponerse a su aflicción preguntó con curiosidad inmediatamente al caballero:

- Y tú…. Quien eres????? –

Y en respuesta:

- SOY LA MUERTE………… HE VENIDO A BUSCARTE ……




@ DERECHOS RESERVADOS 

No hay comentarios:

Publicar un comentario