jueves, 2 de febrero de 2012



LINDAS MANITAS (CARTAS A MI RANDY)
11 de noviembre 2002

Hola Papín… ¿Cómo estás?

Hoy leí un escrito acerca de una madre que tenía que realizar un viaje…. Aquella refería la separación hacia su pequeño hijito con tristeza, hablaba de sus manitas…. Y..., recordé las tuyas…

Diminutas y gorditas, con pequeñitos hoyitos en los nudillos que adornaban la primera falange de tus dedos…. Sí que eran hermosas! Asomaba la ternura en sus movimientos pausados, suaves. Con ellas solías abrazarme, con ellas acariciabas mi pelo recién lavado… ¡Le gustaban tanto mi pelo! Con aquellas tus manitas blancas solías rozarlo hasta conseguir encrespar lo que acababan de hacer en el salón de belleza donde lo cuidaba… Y me deleitaba más en el nuevo peinado que construían tus mimos!

Ay amor…. Cuanto extraño a esas manitas, con ellas bailabas al compás de algún ritmo que se hacía elocuente en el embrujo de tus intentos, ya que tus piecitos quedaban fijos en tierra, danzabas con ellas, bailaban al viento invitando al cielo…..

Algunas veces, con 5 lápices en una y 4 en la otra, dibujaban el más hermoso garabato sobre las maderas de tu cuna o entre las paredes de la casa y solía exclamar, mi voz, con alegría: -Llegarás a ser un gran artista!!-

Y….. ya no pintan más, ya no despeinan sus caricias los hilos de mi cabeza, ya no se pierden entre las finas madejas que solían tejer tus deditos inquietantes…, ya no tiemblan con tu cucharita queriendo atrapar el puré de papas de tu desayuno ¡!

Mi dulce amor, mi eterno niño!! ¿Dónde se esconden tus manitas, es acaso que mis ojos jamás podrán percibirlas una nueva vez…?? ¿Es que son invisibles, intangibles…???? Y, sin embargo, allí están, naufragando en mi memoria, levantadas a mí y pidiéndome en silencio que te eleve al cielo:

- Cárgame mami….-


Y así se que aún le duelo a tus manitas… que llegará ese día en que levante las mías y las reencuentre…. Y en ese espacio…. Ya no las soltaré, ya no…! no las dejaré que se pierdan de las mías….!

No hay comentarios:

Publicar un comentario