martes, 31 de julio de 2012

TUS MANOS, MI LEYENDA



TUS MANOS, MI LEYENDA
Por Sol Lora

No, ya no intentaré buscar descargo
a las noches de frío y de tristeza;
en el raudo sabor de mar amargo,
de estacadas, ¡no existe una justeza!

No, ya no esbozaré un suspiro largo,
el recurso que apelo en voz funérea;
el tiempo que redobla este letargo
aleja con su mano miel etérea…

No, ya no mojaré mis ansias de sueños
que trueque absurdos ésta sed desierta,
por un lecho fugaz surque mi endeño,
inventando un estío a flor de huerta…

No, ya no pintaré de azul promesas;
la luz que intentará salvar la yerta
con su beso de aliento entre represas,
¡es solo llaga en sábana cubierta!

¡No, y no! ¡Todo ya es polvo a la arena!,
No existe una sorpresa al alma prenda,
ni la fe, ni aquel río, una novena…
Ni el toque de tus manos, mi leyenda,
¡ya todo fue hastío en mi condena!


@ DERECHOS RESERVADOS.-



No hay comentarios:

Publicar un comentario