lunes, 13 de agosto de 2012

EL LADO ANVERSO DE LA CARA


IMAGEN. Obra pictórica de Pablo Picasso, Cabeza de Mujer. 


EL LADO ANVERSO DE LA CARA 

Por Sol Lora.- 



Me duele el lado anverso de la cara 

el mismo que tus labios prendió en besos 

de azul, espuma y mar todos mis sueños; 

aquella haz que se recuesta en mis noches, 

sobre la almohada vieja a los recuerdos… 



Me duele tanto el pesar que ya no cesa, 

éste que agita carne hasta el desquicio; 

bagazo que medió con vientos tibios 

un corazón con cuerpo en perspectiva… 



Ya duele que se extingan los procesos, 

que el párpado tirite hacia la nada, 

sin la certeza de volver a ver el alba 

o el crepúsculo al día que se acaba… 



¡Cómo duele la muerte que bosteza, 

en su esperma impaciente por mi marcha! 

Duele feroz cerrar tantos caminos, 

¡dejar el amor se pierda tras la espalda! 



Me duele el rostro inocuo de una niña, 

sus quimeras perfilan de estas manos, 

afanadas entonen con pinceles, 

¡su esperanza de abriles a mi lado! 



Me duele más que todo el ojo triste, 

que arrojando una lágrima encarnada, 

no vuelva a abrir la vista a tantas cosas 

y en el silencio se pierda en su mirada… 



Yo no sé si el dolor se hará más fuerte, 

o si el despido a mi savia me hará libre; 

cuando atraviese en puerta la salida, 

el tren que aguarda al viaje hacia la muerte, 

solo quisiera llevarme de esta vida: 

¡Remembranzas y anhelos en equipaje…! 



Me duele el lado anverso de la cara, 

éste donde recuesto mis temores; 

El lado que se quiebra y que me ronda, 

¡queriendo desprenderme los amores!




@ DERECHOS RESERVADOS.-




2 comentarios: