jueves, 20 de septiembre de 2012

AVE FÉNIX

Imagen: Pablo Picasso: Mujer sentada en un sillón rojo, 1932

AVE FÉNIX
Por Sol Lora.-

Incandescente plumaje, de rojo escarlata,
tu cuerpo dorado, reluciente al cielo…
algún querubín chispeó de su espada
y ardieron las guerras entre tu pasión.

Sucumbe tu ser, no emites gemidos,
te llora una rosa, te alienta un suspiro…
Más allá del fuego emerge la vida,
revive en su gloria la sangre a la tierra,
¡y un sueño resurge de cara hacia el sol!

Nos miran los ojos de algún paraíso,
¡el rosal del mundo extiende su alero!,
el nido de incienso, perfumes y mirra
lleva en resguardado todo su furor, 
y el huevo que es fértil , destino de vida:
¡Renace con fuerzas la fe, la ilusión!

¡Siempre tú, flama de vida!
¡siempre tú, génesis fecundo!
El verbo inmortal, la prueba absoluta,
de que un verso nace hambriento de voz,
abierto de luz, sediento en caminos…

¡Qué emerja la lucha hacia la esperanza!
La oruga se torne mariposa alada,
su sino y trayecto, afán de jornadas,
¡el hombre renazca y rompa los grilletes!,
¡águila celeste, despliegue de alas!,
¡al cielo de estrellas, a la meta ansiada!

Sumemos al mundo dogma, una promesa,
¡qué el Fénix resurja con la luz del día!,
¡y al viento sus lágrimas, se curen heridas!
Donde haya cenizas se aticen las llamas:
¡Prendamos al mundo con cantos de amor!


@Derechos Reservados.-




No hay comentarios:

Publicar un comentario