lunes, 20 de mayo de 2013

LA MUERTE EN EL ESPEJO


LA MUERTE EN EL ESPEJO
Sol Lora

‘’Como la muerte anda en secreto y no se sabe qué mañana,
 yo voy a hacer mi testamento, a repartir lo que me falta’’
(Testamento, Silvio Rodríguez)

Anoche, casi hoy….
(y no sé si fue un sueño),
la vi en el espejo…

Venía en porte señorial,
con su rostro de olvidos,
cargada en alas de un hado;
cabalgaba en viento arcano,
y con el hoz sostenido…

Alzáronse éstas, mis manos,
incitadas de espejismo,
lloviendo en su desenfreno,
intentando empuñar 
la imagen del peregrino:
¡Su muda lengua otoñal!,
¡su faz otrora en camino!

Descubría tantas veces,
aquel rostro calamita,
y tantas veces quise asirla 
para turbar mis sentidos…
Sentir que era concreto,
tan real era la muerte,
¡demandando domicilio!

-No aquieto la briza 
en estas manos, 
sólo la toco a viento, 
y al aire echó a volar…
No se amarra la vida
a un junco o palma,
el vigor es un río 
y va en pendiente,
flujo turbulento que ya espuma,
¡corriente en mi cantar!-

¡Emboscada!
Fue abierto el bulevar:
Un paso y dos, 
abro la puerta…
Y ya casi al encuentro:
Sus dedos, su voz, 
una caricia a mi desgano…
Y me resbalo, 
y resbalo hacia la vida…
Retomo rienda nueva en otro día:
¡He vuelto a respirar!

-¡Espérame que al rato! 
Espera me despida…
Arroparé tu sueño,
quizás en otro intento,
y te deje tocar…
Hoy quiero una poesía 
dedicarle a esta fiebre,
llameante en que deliro, 
y pretendo acunar…-

Más la muerte traviesa, 
otra vez se sonríe ,
augusta en lontananza,
pasea su alevosía…
¿Acaso está lejana?
¿Acaso va a la marcha?
Más segura me atisba,
con mirada inusual…

¡Lucirá más radiante, 
entre espejo y espejo!
En una rosa caída,
en la barca que parte,
en murmullo angustiado,
en un frío alucinante,
en la ruina baldía,
en la tumba que late
y esperando su muerto
¡festeja ante el retraso!

Ya cederé al instinto,
al ciclo de este acuerdo...
Tal vez tarde bastante, 
tal vez sola me invita:
¡A su trampa siniestra, 
a su final conquista! 

Anoche, casi hoy….
¡La muerte era el espejo!

21 de mayo, 2013.


No hay comentarios:

Publicar un comentario