martes, 2 de julio de 2013

PERO TEMO…



PERO TEMO…

Sol Lora


¿Quizás sea cierto?

¿Encontrando verdades posiblemente vea una pista?

¿Dónde apago la sed por lo robado?

Vengo de la ignorante caricia 

que desbocada en su pretérito, 

es apenas recuerdo… 

Un corcel que por radiante mira ciego en el espejo,

ha detonado contra el muro del presagio.

Quizás haya un pretexto para sobrevivir en tanto infierno…

¡Denme alas!, ¡denme alas!

Quisiera regresar antigua al pellizco de un abrazo,

a la rosa sin espinas de lo ingenuo en el inicio,

donde el niño es piel cellisca que no derrite entre los ojos,

y la pupila lluvia azul que nunca es hielo…

Denme alas, escaparé al fogón que ya me cuece

en esta sangre el virus y tanto quema…

La ceniza esparcida por los vientos 

es el hoy café que cuela borra tan amarga… 

Ya me arrasan el pudor de la sonrisa,

y en este helado de fuego se derrite una mueca.

¿Dónde encerraron los fantasmas 

que solían venir a cantar sus azucenas,

en la noche de lágrima, pretendiendo asirse compañeros?

En voz de una esfera se desgajan quimeras,

mientras arrullan pesadillas por un sueño,

compra-venta del infierno,

revendidos el verde en estupor por tierra seca.

¡Como extraño el momento que en ayer

fue verano en estación de primavera!

Es baldío el jardín que ya contempla 

al olvido jugar con sus tijeras,

surcando estirado en prospera penumbra…

La habitación tiene puertas de sabiduría, 

y es común que en su cárcel, de a medias, 

no alcancemos saciar la indiferencia…

Cierro la ventana gris (el sol bosteza algún halo),

pero temo: ¡Es muy tarde para armar rompecabezas!




02 de Julio, 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario