lunes, 12 de agosto de 2013

CUANDO COMPRENDAS




CUANDO COMPRENDAS

Por Sol Lora



Cuando comprendas que, luego de crearte tantas veces, la vida sigue siendo fantasía (el invento daltónico de un ciego que puso un lente de color a la utopía); le echarás un vistazo a la ventana que dibujó del pasado su mentira; comprenderás entonces cuan incierta es la flor que deshoja, por marchita, al cielo que en su fe desangra en las espinas.



Lloverás de suspiros en un nombre remoto (espejismo es el polvo que hizo del polvo una nube de amor consolidada), y será cuando entonces despiertes en oasis, a la gloria desierta del borrón de nostalgia, orada letanía. Llorarás, en bostezo, una lágrima inmensa y en memoria al recuerdo del misterio de un beso, esbozará el grafito (rezumando la sombra que aumenta en el silencio) el lugar donde solo es eterna realidad: ¡Una poesía!



12 de agosto, 2013.



POEMA 6

De Pablo Neruda 



TE RECUERDO COMO ERAS EN EL ÚLTIMO OTOÑO.

Eras la boina gris y el corazón en calma.

En tus ojos peleaban las llamas del crepúsculo

Y las hojas caían en el agua de tu alma.



Apegada a mis brazos como una enredadera.

las hojas recogían tu voz lenta y en calma.

Hoguera de estupor en que mi sed ardía.

Dulce jacinto azul torcido sobre mi alma.



Siento viajar tus ojos y es distante el otoño:

boina gris, voz de pájaro y corazón de casa

hacia donde emigraban mis profundos anhelos

y caían mis besos alegres como brasas.



Cielo desde un navío. Campo desde los cerros.

Tu recuerdo es de luz, de humo, de estanque en calma!

Más allá de tus ojos ardían los crepúsculos.

Hojas secas de otoño giraban en tu alma.



- Pablo Neruda













No hay comentarios:

Publicar un comentario