martes, 25 de febrero de 2014

ZARAGOZA ESTA DORMIDA


ZARAGOZA ESTA DORMIDA
Por Sol Lora


He llegado de puntillas,
 con aretes de recuerdos,
con maletas ya curtidas…
¡Con un aliento de sol
y un verde entre las pupilas!

En este adiós que descalza,
hay tanta sangre en la herida,
que he llegado, y no presiente,
esta ciudad la vendimia…

 Enroscada en un reloj
la uva negra palpita,
y es el limbo verde oscuro
un sonrojo en las mejillas…

¡Ha llegado desde lejos!,
¡ha llegado de puntillas!
Desde su isla bendita,
a bordear la madre tierra,
con el sol de las Antillas…

 En el vino que derrama,
 extraviada en tanto río,
teme un duende haya dormido
la comarca en sus sentidos…

Ve y camina sigilosa,
va pasando inadvertida,
la Catedral no la escucha,
ni la dulce Pilarica…

 He llegado, y nadie sabe
si a la tierra prometida,
 solo sé que aun dormida
va esta ciudad en mis pupilas…

 En mis ojos todo vuelve
a una isla pequeñita,
donde siempre es uva fresca
alguna playa en el ala:
¡Es mi pueblo mi vendimia…!

 Ya no sé si es pesadilla:
¡Zaragoza está dormida!

 

25 de Febrero, 2014.

lunes, 10 de febrero de 2014

YA CASI SOY GRANADA



YA CASI SOY GRANADA
Por Sol Lora

La ciudad me rasga sus brazos en diminutivo... Y es que España es tan España que no puede verme objetivo de su sed; y pretende ceñir de mi boca, poco a poco, el aroma a café anclado bajo la lengua que me at...
a a mi Quisqueya.
Aun humea la vieja cafetera entre mis labios; aprovecharé la idea de distancia para abanicar las perspectivas de este duelo, allí donde el mar es tan hondo que abandona en tierra firme para acorralar el salto. Mientras, los pasos huellan la arena y no puedo dar corrida hacia mi playa.
Desde el mismo mar que trasciende en océano, ha naufragado mi barca. Yo he quedado atrapada entre estas piedras. Sin embargo, ni todo un mundo evitará que este puñado de tierra verdee entre un bolsillo.
¿Con qué garrote se amansa al gato que escapa para siempre por entre rejas tan estrechas?
Ya casi soy la Granada de Lorca, ‘’Paraíso cerrado para muchos´´ o ¿por qué no? el infierno que se quema en su ceniza, y es tan pequeño que solo podrá salvarse en su bolsillo…
Aun en esta urbe he construido una torrecilla de marfil y hará resguardo. Muy dentro colocaré dos lunas de mi sangre y una esquela con que adornar el aposento de tapiz azul desde mi estrella…
Apenas lo descubro: ¡Ya casi soy Granada…!
¡Andaré a escribirme en el poema, más allá de este cielo!

10 de febrero, 2014.




domingo, 9 de febrero de 2014

HORMIGA EN INVIERNO

 
HORMIGA EN INVIERNO
Por Sol Lora

Hormigas grises bostezan asfalto,
donde árboles secos tiritan humo gélido de los labios…...
Quizás hubo un castigo al borde de unos pasos,
que en sus cenizas hayan colado de borra una ventisca.
Aun puede que, todos equivocados,
hayan salido de compras
por un sobretodo azul y con capucha,
sin suponer que del hielo no le sudarán las manos…
Ando buscando un trozo de suelo húmedo con las narices
o el nido donde la pobre obrera protectora
rocíe su beso estéril;
pero no hay razón en suponer que de una nana
bocete la canción para un regreso…
Probablemente es la altitud, la que me aparta
de la tierra del sol que fue calor en todo tiempo.
La picadura ya envenena a un largo olvido
y esta tos es alérgica a los sueños de palmeras
que se escapan con la luna por mis ojos…
No, no hay un solo montículo en el nuevo parque
que dé albergue a esta nostalgia,
ni que esculpan de oro a la historia en las catedrales…
En la avenida está puesto un desnudo
y lleva dilatado el frío entre el abrigo…
Este infierno se congela de vacío:
¡Probablemente es invierno!

06 de Febrero, 2014.

 

POR DE PRONTO…


POR DE PRONTO…
Por Sol Lora

La vida es una puta maquillada de nostalgias
que se vende en una sínica sonrisa.
¿De qué color he de pintar mis mejillas,
cuando le compre un beso eterno hacia la muerte?
En el trailer de esta mala película
no verán más allá de su resumen.
Cruzaré al otro lado del mosaico (y a otro…),
aunque temo que se hunda al pie que ya lo roza,
y yo con él, tan hondo, tan…
Debo llegar al camino de papel
que siempre espera hacia el poema…
¿Dónde principia el sueño?
Si realmente estoy despierta, entonces,
¿por qué tiemblan los muros?
¿Es acaso que el corazón del poeta
solo palpita cuando escribe?
Deja que entre este viento frio por el parque,
mientras una paloma gris come el alpiste
que dejó algún recuerdo…
El sol lleva puesto grilletes de oropel entre sus brazos,
por de pronto le bastará la voz e irá gateando,
como si apenas mordiera el caminar de una lágrima…
Tal vez habrá concierto, sí…
No importa ya el declive,
el concertino habrá tocado su instrumento,
y ya destiña la nota para aquel quien pueda oír…
¿Para qué escribes, poeta?
- Está dicho, aun derrama un trozo de calor desde este lado
donde la libertad es un pliegue en un papel para relevo…-
Preciso desplazarme aquí,
al punto donde dudo el estar viva…
¡Por de pronto palpitan estas manos!


09 de febrero, 2014.