lunes, 10 de febrero de 2014

YA CASI SOY GRANADA



YA CASI SOY GRANADA
Por Sol Lora

La ciudad me rasga sus brazos en diminutivo... Y es que España es tan España que no puede verme objetivo de su sed; y pretende ceñir de mi boca, poco a poco, el aroma a café anclado bajo la lengua que me at...
a a mi Quisqueya.
Aun humea la vieja cafetera entre mis labios; aprovecharé la idea de distancia para abanicar las perspectivas de este duelo, allí donde el mar es tan hondo que abandona en tierra firme para acorralar el salto. Mientras, los pasos huellan la arena y no puedo dar corrida hacia mi playa.
Desde el mismo mar que trasciende en océano, ha naufragado mi barca. Yo he quedado atrapada entre estas piedras. Sin embargo, ni todo un mundo evitará que este puñado de tierra verdee entre un bolsillo.
¿Con qué garrote se amansa al gato que escapa para siempre por entre rejas tan estrechas?
Ya casi soy la Granada de Lorca, ‘’Paraíso cerrado para muchos´´ o ¿por qué no? el infierno que se quema en su ceniza, y es tan pequeño que solo podrá salvarse en su bolsillo…
Aun en esta urbe he construido una torrecilla de marfil y hará resguardo. Muy dentro colocaré dos lunas de mi sangre y una esquela con que adornar el aposento de tapiz azul desde mi estrella…
Apenas lo descubro: ¡Ya casi soy Granada…!
¡Andaré a escribirme en el poema, más allá de este cielo!

10 de febrero, 2014.




No hay comentarios:

Publicar un comentario